23
Jun
09

3:19 Nada es casualidad

3_19

Ayer estaba leyendo a Ricardo Zamora y me topé con su reseña de esta película, la neta me la vendió y decidí darle una vuelta, digo, hay que predicar con el ejemplo y si alguien me recomienda algo pues… sigamos sus pasos.

El libro del génesis en su capítulo 3 versículo 19 dice:

“Con el sudor de tu rostro comerás el pan, hasta que vuelvas al suelo, pues de él fuiste tomado. Por que polvo eres y en polvo te convertirás”

A mí me parece una buena premisa para comenzar una historia, me imagino al director pensando en la manera de crear una historia basándose en esto, claro que utilizar a la muerte como catalizador de una historia es algo demasiado gastado así que se puso a darle vueltas y dió con el asunto de las coincidencias, es decir, que cuando uno se pone a observar las cosas con detenimiento se da cuenta de que para que algo suceda, primero deben darse una serie de situaciones que al parecer no tienen conexión entre sí pero que sin ellas “eso” nunca hubiera sucedido.

Debo decir que al igual que Neo en Matrix yo no creo en que todo pasa sólo por casualidad y que es uno quien tiene el poder de decidir y darle forma su futuro, pero, al mismo tiempo, al creer que nada sucede por casualidad también acepto la idea de que existe un destino del que no podemos escaparnos, tal vez tengamos el chance de modificar un poco la manera de llegar a él pero hay un destino del que nadie se escapa, exaaaacto… la muerte es lo único seguro que tenemos!

3:19 gira en torno a una serie de eventos que si bien pudieran parecer desagradables son como la vida misma y siempre tendrán un punto de vista dependiendo de quién los mire, podrían ser trágicos pero al mismo tiempo afortunados si nos avocamos al resultado final, en ella nos platican dos historias, una de ellas es animada (aprovecho para mencionar que la animación me gustó mucho) y es la historia de un matemático francés llamado Évariste Galois quien fué el primero en relacionar la teoría de grupos con la teoría de cuerpos, que a la larga inspiró a Paul Kammerer a escribir su teoría de las series, en la que describe cómo es que en un conjunto vasto de posibilidades las coincidencias se darán de manera natural, cosa que desde un punto de vista matemático provoca dos posturas, o le quita todo el romanticismo al asunto o simplemente nos explica que efectívamente todo sucede por algo y esto es utilizado para explicar la segunda historia, que es la principal y de la que no les voy a contar nada para no echarselas a perder, ya que aunque pareciera un tanto simplona yo diría que es más bien una historia honesta y amable, simplona pero linda.

En fin que sigo creyendo que nada sucede por que sí, que por algo estamos aquí y que existe una razón por la cual existen personas al rededor de cada uno de nostros que llegan para cambiarnos la vida y que a simple vista no tendríamos por qué conocerlas, a no ser por esa serie de “casualidades” que terminan por sembrarlas en nuestro camino y no nos queda otra más que disfrutar de su compañía.

Albert Einstein, que a través de su teoría de la relatividad concluyó que el tiempo podría no existir en el nivel más fundamental de nuestra realidad física dijo en alguna ocasión:

“Así como Dios no juega a los dados yo tampoco creo en las coincidencias”

Y si él lo dijo, debe ser cierto  ; )


0 Responses to “3:19 Nada es casualidad”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: