22
Abr
09

Point Break

pint-break

Lo prometido es deuda…

En qué nos quedamos? … ah sí! en que por ahí de 1991 apareció una peli llamada Punto de Quiebra en donde aparecía un Keanu Reeves bien chavo, la historia arranca con una escena en la que se ve a un wey de espaldas en un campo bajo la lluvia, se aparece otro cuate con un impermeable y suena un silbato, en ese momento el wey bajo la lluvia (KR) se da la media vuelta y saca una escopeta… nos encontramos en un campo de tiro en donde este tipo está haciendo algo así como un exámen de reflejos y puntería para graduarse de la academia, por supuesto es la mera neta y se la saca a la perfección.

A este chavo recién graduado lo asignan a un caso muy particular llamado “la banda de los expresidentes”, estos monitos son unos weyes que se disfrazan de expresidentes gringos (pus de dónde más si estamos en EU) con sus máscaras (aquí serían dos y traerían máscara de Salinas y Fox! jajajaja) que entran a los bancos y los asaltan en tiempo récord, justo antes de que llegue la tira, como siempre se alcanzan a pelar el FBI anda que se lo carga el payaso por atraparlos pero nomás nunca lo logra y se les ocurre cambiar su estrategia y la onda es meter al Keanu como incógnito a la escena playera californiana, resulta que sospechan que los expresidents son surfers.

De ahí en adelante acompañaremos al buen Keanu en su investigación durante la cual conoce a una chava chidiiiiisssssima a quien convence para que le enseñe a surfear, ya saben el chiste es meterse al club sólo que el buen “Utah” (que se hace llamar así por que era quarterback de Utah en el College y se tuvo que retirar del deporte por una lesión, los weyes que hayan jugado americano y que tarde o temprano tuvieran que abandonarlo saben lo que se siente…) no cuenta con que el surf es una actividad que además de ser deporte, es un estilo de vida y si le agarras la onda seguro ya no querrás regresar a tu vida normal, wey quién va a querer cambiar la playa, los amaneceres, las olas y a un grupo de cuates bien chingones que juegan tochito contigo en la playa por las noches y sobre todo a una chica que no solo es hermosa, también es bien chida y surfea, por la vida de un pinche policía sin familia y metido en investigaciones todo el tiempo… NEEEEL!

Durante su aventura se conecta con Bodhi (Patrick Swayze) que es como el líder del grupo y que es la pistola con patas, no solo por que es bien chingón sobre las olas, sino por que es un wey con la filosofía de que la vida sólo es una y no se vale desperdiciar el tiempo, hay que aplicarlo en cosas que nos hagan grandes, felices y sobre todo sabios.

Bodhi es una especie de Tyler Durden de Fight Club  pero enfocado y sin pasarse de lanza con nadie, pero con nadie nadie, todo un héroe de acción pues (al personaje de Vin Diesel en RyF, Dom, lo quisieron hacer así pero nel, no le llega), hay una escena en donde Utah y su chava van a una fiesta en casa de Bodhi y al entrar la canción de fondo es Voodoo Child de Jimi Hendrix, entran y en la casa hay un mega desmadre con un chingo de weyes chupando, chicas preciosas por todos lados y el Bodhi en el centro de su universo tomandose un caballito de tequila del escote de una chava para despues quitarle el limón de los labios… weeeey eso estuvo bieeeen chido! (sobre todo que tu chava te diga con una sonrisita en los labios… nah, yo le enseñé a hacer eso!).

Lo que sucede esa  noche es mágico, imagínense estarsela pasando a todísima madre y de ahí cuando la cosa comienza a flaquear el wey de la casa les diga, ya estás vente con nosotros… ah chis y a dónde, tú no te apures bro, te presto una tabla y vente con la banda… resulta que se lanzan de noche a montar olas, el Utah apenas está agarrándole la onda y a oscuras pus está más cabrón no? pero el Bodhi que todo lo tiene bajo control le dice algo así como que uno no debe preocuparse por no ver hacia adelante, que el mar es su amigo y que si aprende a dejarse llevar entonces no tendrá ningún problema y es ahí en donde el Utah vive su epifanía  y se da cuenta de lo que en realidad significa estar vivo y de aprovechar el hoy estando perfectamente consciente del momento… wey casi nadie lo logra!

En fin que de ahí en adelante y como debe ser, pus el Bodhi y sus cuates son la banda de los expresidents y Utah se ve en la encrucijada de tener que detener  al wey que le abrió los ojos y le mostró un universo paralelo en el que la libertad es la única ley y en donde cada segundo de tu vida cuenta ó regresar al mundo de los mortales y hacer su chamba, chale que mal fish.

No les voy a contar qué pasó después, el final es perfecto y la película está bien chida, si la ven sin prejuicios seguro se sentirán  igual de conmovidos que yo cuando la ví en el cine, de esas que lo hacen a uno reflexionar y darse cuenta de lo rápido que la vida se nos está yendo de las manos…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: